Objetivo cumplido: Son Bauló salvada

Son Bauló
10 años de presión y de gestiones municipales logran que se descarte definitivamente el proyecto de nueva depuradora en Can Picafort con un emisario submarino en la costa de Son Bauló
Tras más de una década trabajando y denunciando un proyecto que desde el Ayuntamiento (a partir de 2011) se ha considerado muy perjudicial para Can Picafort, finalmente este verano las presiones y gestiones municipales, de vecinos, empresas y entidades ecologistas han fructificado y se ha conseguido que se descarte definitivamente la construcción de una nueva depuradora con un emisario en la playa de Son Bauló. La decisión de construir una depuradora con emisario, avalada por el Ayuntamiento en 2001 y 2005, que dará como un mal recuerdo y debe servir para aprender lo que no hay que hacer: traicionar a tu pueblo. Si en 2017 el Ayuntamiento aprobó en sesión plenaria la resolución del convenio para ejecutar este proyecto, el siguiente paso ha sido comunicar este verano al Ministerio para la Transición Ecológica -que debe financiar la obra- que ya no existe ninguna obligación municipal de aportar las aguas residuales, y que el Govern ya no es competente en este debate puesto que han caducado los convenios con Abaqua.
VECINOS Y EMPRESAS La oposición al proyecto del emisario ha unido a vecinos, empresas que viven del turis­mo y entidades ecologistas
A partir de ahora, el alcalde, Joan Monjo, considera que el Ministerio y el Ayuntamiento deben definir una nueva propuesta para solventar los problemas de depuración de Can Picafort que optimice los recursos e instalaciones existentes, evite el vertido al mar del agua depurada y cause el menor impacto ambiental posible. Además, ante esta realidad, Ayuntamiento y Abaqua han dado por extinguidos de mutuo acuerdo los convenios para gestionar las plantas de Santa Margalida y Son Serra. En cuanto al convenio para la estación depuradora de Playa de Muro, el Ayuntamiento entiende que Abaqua está obligado a prorrogarlo temporalmente en virtud del convenio firmado

El último movimiento del alcalde: una carta a Madrid que precipitó la solución

Joan Monjo comunicó que el Ayuntamiento se negaría a aportar las aguas residuales a la nueva planta depuradora de Can Picafort diseñada por Abaqua, por lo que la instalación sería una inversión estéril y un despilfarro económico.

Joan Monjo
Joan Monjo, alcalde de Santa Margalida

El 6 de agosto el alcalde de Santa Margalida, Joan Monjo, emitió al Ministerio para la Transición Ecológica una carta en la que solicitaba comenzar a negociar el futuro de la depuradora de Can Picafort entre Ayuntamiento y Gobierno central, al margen del Govern, que ya no es institución competente una vez el Consistorio ha tenido conocimiento de que quedan caducados todos los convenios con Abaqua por la Ley 40/2015. Monjo argumentó que el Govern ha mostrado su incapacidad para gestionar correctamente la depuradora de Playa de Muro, lo que provocó que en 2017 el Ayuntamiento aprobara romper el convenio con Abaqua. Precisamente por esta razón, el Ayuntamiento advirtió a Madrid que ya no está obligado a aportar el caudal de aguas residuales de Can Picafort, por lo que si se construye la nueva planta será una inversión estéril y un despilfarro económico. Monjo añade que está abierto a seguir negociando una solución con Madrid en una nueva etapa de colaboración institucional.

El Govern amenazó con abandonar todas las depuradoras del municipio si no se aceptaba el emisario

El Ayuntamiento no se ha echado atrás por esta circunstancia y ha firmado la ruptura de los convenios con Abaqua. Ahora gestionará directamente las depuradoras de Santa Margalida y Son Serra.

Vicenç Vidal
El senador por Balears y ex conseller de Medi Ambient, Vicenç Vidal, de MÉS, principal defensor de mantener el emisario en Son Bauló

La agencia autonómica Abaqua -Conselleria de Medi Ambient- intentó el mes de septiembre que el Ayuntamiento rectificara y se echara atrás en su rechazo al proyecto de nueva depuradora de Can Picafort con emisario en Son Bauló. Según Abaqua, ellos solo seguirían realizando el mantenimiento del resto de depuradoras del municipio -las de Santa Margalida y Son Serra- si el Ayuntamiento firmaba el convenio de la planta de Can Picafort, en caso contrario abandonarían la gestión. El alcalde, Joan Monjo, lejos de amedrentarse, aceptó la salida de Abaqua y firmó la ruptura de todos los convenios. A partir de ahora, el Ayuntamiento realizará el mantenimiento, conservación y explotación de las plantas de Santa Margalida y Son Serra financiándolo con el canon del agua, y negociará la nueva planta depuradora directamente con Madrid.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Artículos recientes

Son Serra de Marina
Son Serra de Marina
Associació de veïn de Son Serra de Marina

Noves de Son Serra 146

SEPTEMBRE – OCTUBRE 2020 Un estiu raro, un estiu trist, així han passat aquests mesos d’ estiu a Son Serra, un estiu sense grans reunions

Leer Más >>
Mestreses de Casa i Acció Social
Mestresses de Casa i Acció Social

La Crónica 146

SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2020 Hoy, a la hora de escribir esta crónica entra la estación mística del otoño, la estación donde la tierra se prepara para pasar

Leer Más >>
El Filòsof
El Filòsof

El possible futur

És inevitable no parlar del moment que vivim, les circumstàncies són les que són, però jo vull parlar del possible futur que ens espera, la

Leer Más >>
Son Baulo
Son Bauló
Associació de veinats de Son Bauló

Crónica Son Baulo 146

SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2020 Empezamos esta crónica para comunicaros la triste noticia del fallecimiento de nuestro querido amigo y miembro de la Junta Directiva, Miguel Calafat Ribas

Leer Más >>